Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

De los riesgos de ser un hombre maravilloso

Marcela, la niña de la tienda (la de los ojos azules) me dijo hoy que yo era un hombre maravilloso. Me lo dijo seria, de frente, mientras me sujetaba la mano con fuerza cuando me daba el vuelto.

—Es usted un hombre maravilloso.

Sentí frío, sobre todo porque su mano estaba helada y había estado parado debajo de la noche durante los diez minutos que tardaron los demás clientes en salir.

—Es usted un hombre maravilloso— me dijo. Me lo dijo después con los ojos. Me lo dijo con algo de lástima porque sabía que no me volvería a ver. Ambos lo sabíamos.

— Escape. Huya. Hoy. Esta noche.

Me temblaron las rodillas.

Sobre Francis Drake en El Salvador y la leyenda de la playa de Mizata

Imagen
Corría el año de 1579 cuando Francis Drake saqueó el puerto de Valparaíso y de Coquimbo, en Chile. Navegó más al norte hasta el actual Perú donde saqueó Paita y Callao y atacó algunos navíos españoles. Cuando navegaba por el litoral centroamericano apresó un navío que transportaba, de Panamá a Guatemala, "El dinero de V. M. y particulares por estar tan descuidados los puestos de la mar del sur", según informe del Cabildo de Guatemala en memorial del 24 de marzo 1580. Drake merodeó el golfo de Fonseca y amenazó con desembarcar en el puerto de Acajutla. Ante esta notica, se dice que el gobernador Dr. García de Valverde hizo armar a 200 soldados y dispuso tres naves con armas y municiones al mando de un tal Diego de Herrera con las instrucciones de perseguir al pirata hasta las californias, pues, según Lardé y Larín (1), era el único lugar donde podía fonderar y refugiarse para reparar el Golden Hind. Al parecer, Don Diego no cumplió la orden. En Acapulco dispuso retornar al p…