Instrucciones para dormir despierto


¿Cuándo  fue la última vez que dormimos juntos escuchando la lluvia? Ah, sí, ya recuerdo. Era hermoso sentir el calor de nuestros cuerpos y escuchar la sinfonía que se producía con el agua y con el techo. Y sentir que estábamos unidos por el silencio y el tacto en esa habitación. Ese era nuestro mundo. Así eran nuestras vidas. Y me hubiera parecido que esos días fueron eternos. Eran como una poca de miel en los labios. Así eran nuestros días. Así era nuestro sueño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador