Juan Manuel Lillo, el maestro de Guardiola, seleccionador de La Selecta

Imagen tomada de as.com

Algunos comentarios de los usuarios de periódico deportivo Marca le dan el pésame a la Fesfut por la posible contratación de Manuel Lillo como seleccionador de la Azul. Esto quizá se deba a su mala racha con el Almería, y por su forma tan polémica de ser. Si nos ponemos a comparar a este técnico que en su mayoría ha entrenado equipos de segunda división, el fúlbol salvadoreño sería el equivalente a la quinta división de España. Entonces, no estamos tan jodidos. Acá no podríamos estar peor.

Manuel Lillo es un filósofo como Guardiola. Es aficionado a las causas perdidas. De entrenador en la Ligas españolas pasó a entrenar a un equipo de segunda en México, donde por azares del destino Pep también jugó, y aprendió a considerarlo como maestro.

Según se lee en su palmarés, estuvo muy cerca de entrenar al F.C. Barcelona, el mismo que terminó por encajarle ocho goles e hizo que finiquitara su contrato con el equipo andaluz. A demás, en esta entrevista, asegura querer "empobrecerse", y qué mejor lugar para eso que El Salvador, donde deberá realizar un trabajo titánico, elevar a la Azul de la posisión 117 del ránking de FIFA, lidiar con los federativos, con los clubes, con las ligas menores, con la prensa deportiva y con la violencia social.

Qué bueno que nuevos vientos se asomen por estas tierras, a lo mejor más de algún salvadoreño termine jugando en España como lo hizo el Mágico. Aquí hay talento, nada más hace falta alguien que lo forme, lo presione y lo haga soñar. Ojalá que este amigo de Valdano le recomiende a un Osael Romero o un Arturo Álverez al Madrid, o le hable a Guardiola de lo bien que la juega Fito Zelaya, Dustin Corea o Herberth Sosa. Esto es lo que necesita El Salvador, un entrenador campeón del mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letras góticas - Abecedario

Las contradicciones del alcalde Bukele

Tres poemas de Cortázar