Octubre es diferente

Octubre no es un mes, sino un estado donde el tiempo trascurre como si fuera de otra época. Se puede sentir cuando uno abre la puerta y lo golpea el viento, o cuando uno ve la luz del sol en la mañana, y pareciera que se negara cambiar.

El espíritu de Octubre augura tiempos de cambio. La liviandad del aire me lo previene. La madera de la ventana me lo grita. Algo bueno viene, en verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador