sábado, 26 de junio de 2010

Quemar buses y reír


Buses en llamas. Niños que se queman. El hierro se coce. Nadie parece oír, pero los huesos crujen. La gente lo sabe, y no es que no quieran escuchar. Es sólo que el sonido se ha vuelto tan cotidiano.

1 comentario:

A.A.V.V. Tomas de Villanueva dijo...

os escribo desde España, la barbarie no tiene nombre,
aunque no comprendo la situacion
lamenteblemente es una gran tragedia, lo siento.
http://tomasdevillanueva.blogspot.
com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...