Niño jayán, chabacán

Jayán y chabacán, en El Salvador, son sinónimos de vulgar. Una persona jayana o chabacana es alguien que dice o hace vulgaridades, obcenidades, patanadas y picardías. Por ejemplo, ayer mis estudiantes denominaron a su equipo de fútbol Los "tocala y parala". Este es el nombre que se les asignaría para los juegos intramuros del próximo mes. "Tocala y parala", me dicen ellos (entre risitas), se refiere al juego de pelota, pero yo sé que no es así; es un juego de palabras en doble sentido.

Por eso, cuando mi compañera Cecilia, la Coordinadora de Bachilleratos Generales, me notificó de este inadmisible nombre, lo primero que se me vino a la mente fue: "Estos niños... son unos jayanes".

Así que, para sorpresa de ellos, el día de los intramuros los llamarán a la cancha por "Los jayanes".

En el fondo me parece bonito el nombre, es hasta interesante.

Estoy seguro de que me lo agradecerán.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador