Relato en el Cusca - El Salvador vrs Honduras - Categoría Sub 21 2010


Llegué al Estadio Cuscatlán a eso de las 2:30 de la tarde. La cantidad de aficionados era grande, apesar de que el encuentro no se había publicitado ampliamente. En el aire se sentía la vibra entusiasta, las ganas, el deseo por apoyar a la "Azulita" que definiría su pase a los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe 2010.



Compré boletos para Tribuna Norte y entré al Estadio. Sombra Preferente parecía estar más llena que Sol General. En pocos minutos ambas zonas se fueron llenando y al momento de iniciar el partido, el Coloso estaba lleno casi en un 50%.





Las Pílseners, panes y las paletas sombrillitas no podían faltar. Algunos aficionados se afanaron en embrutecerse lo más pronto posible y disfrutar con mejores efectos el encuentro deportivo. Algunos de ellos tuvieron que abadonar el estadio antes del final del partido... con un poco de ayuda de la PNC.



La gente estaba convencida de presenciar un buen partido. En efecto lo fue. Gran parte del primer tiempo Honduras fue imparable. La defensa cuscatleca hizo buen papel recortando jugadas peligrosas de los catrachos. No fue hasta el minuto 38 que Honduras contó nada más con 10 jugadores, luego de la expulsión de Alex López. La gente entonces, explotó en alegría.


Poco a poco El Salvador fue tomando el ritmo del partido. Durante la segunda mitad el juego estuvo completo para los salvadoreños. En los graderíos se oían, dispersos, gritos de "¡El Salvador!, ¡El Salvador!" y "¡Gol, gol, gol gol!".

En los últimos minutos el partido cobró más dramatismo. Los tiros a puerta catracha abundaron, pero sin mayor efectividad. Los hondureños buscaban desesperádamente el contragolpe que les diera el gane. Para estas alturas "la Ola" había cobrado fuerza. Los aficionados esperaban ansiosos escuchar el pitazo final.

Al minuto 62 el árbitro central dio por terminado el partido. Al final la gente salió contenta. Sonaron los pitos. Muchos se fueron gritando el nombre de su país por los cielos. El resultado había sido justo y los muchachos ofrecieron buen espectáculo. La gente fue feliz.

Ahora, creo que sólo le restaría a la Federación Salvadoreña de Fútbol tomar más en serio el trabajo de los chicos y zocar más las tuercas administrativas. En la cancha todo mundo vio mucho talento. La Azulita se lo merece, a pesar de las dificultades que tuvieron que pasar para clasificar.

La XXI edición de los JCC se disputará a partir en julio de este año en Mayagüez, Puerto Rico. Supongo que hay suficiente tiempo para afinar detalles. No dudo que esta selección desempeñe un papel interesante. Nada más que esos partidos los tendré que ver desde mi casa, pues dudo francamente que pueda volar hasta Puerto Rico y colocar aquí más fotos.

Razones presupuestarias. Nada más.

Comentarios

Yigael ha dicho que…
Hermano que bien que fuíste, viste a Aguirre, yo hasta después recordé lo del domingo, que chivas las fotos, cuídate.

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador