Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce


Ambrose Bierce es uno de mis escritores favoritos. Desde que que leí Mi asesinato Favorito en la antología de cuentos Del Amor de la Muerte, Bierce acaparó inmediatamente mi atención.
El día sábado, en una estación de buses llegó a mis manos, más, creo yo, por fuerzas superiores que por azares del destino (si no es la misma cosas) su Diccionario del Diablo llamado originalmente y a disgusto del propio autor Diccionario del Cínico.

En este particular librito se desglosa el particular genio y simpatía atrayente del mismo autor. Un diccionario que conviene traer al uso continuo más por motivos reflexivos que por pura diversión.

Dejo a continuación, parte de la terminología básica del libro. Lejos de parecerme cínico o incendiario los siguientes términos me llenan de mucha simpatía y admiración.



Amistad, s. Barco lo bastante grande como para llevar a dos con buen tiempo, pero a uno solo en caso de tormenta.

Aplauso, s. El eco de una tontería. Monedas con que el populacho
recompensa a quienes lo hacen reír y lo devoran.

Fidelidad, s. Virtud que caracteriza a los que están por ser traicionados.

Idiota, s. Miembro de una vasta y poderosa tribu cuya influencia en los asuntos humanos ha sido siempre dominante. La actividad del Idiota no se limita a ningún campo especial de pensamiento o acción, sino que "satura y regula el todo". Siempre tiene la última palabra; su decisión es inapelable. Establece las modas de la opinión y el gusto, dicta las limitaciones del lenguaje, fija las normas de la conducta.

Imbecilidad, s. Especie de inspiración divina o fuego sagrado que anima a los detractores de este diccionario.

Mujer, s. Animal que suele vivir en la vecindad del Hombre, que tiene una rudimentaria aptitud para la domesticación. Algunos de los zoólogos más viejos le atribuyen cierta docilidad vestigial adquirida en una antigua época de reclusión, pero los naturalistas del postfeminismo, que no saben nada de esa reclusión, niegan semejante virtud y declaran que la mujer no ha cambiado desde el principio de los tiempos. La especie es la más ampliamente distribuida de todas las bestias de presa; infecta todas las partes habitables del globo, desde las dulces montañas de Groenlandia hasta las virtuosas playas de la India. El nombre que se le da popularmente (mujer lobo) es incorrecto, porque pertenece a la especie de los gatos. La mujer es flexible y grácil en sus movimientos, especialmente Ia variedad norteamericana (Felis pugnans), es omnívora, y puede enseñársele a callar.

Portugueses, s. Especie de gansos nativos de Portugal. Prácticamente carecen de plumas y no son muy comestibles, aun aderezados con ajo.

R.I.P. Abreviatura distraída de "requiescat in pace", con que se testimonia una indolente buena voluntad hacia los muertos. Según el erudito doctor Drigge, originariamente significaba "reductus in pulveris", o reducido a polvo.

Wall Street, s. Símbolo de pecado expuesto a la execración de todos los demonios. Que Wall Street sea una cueva de ladrones, es una creencia con que todo ladrón fracasado sustituye su esperanza de ir al cielo.

Comentarios

Krisma Mancía ha dicho que…
Tiene razón en que las mujeres somos felinas, jejeje.

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador