viernes, 24 de abril de 2009

El Problema de las calles y las aceras en San Salvador




El congestionamiento y el tránsito de autos en San Salvador es asfixiante. Coasters, buses, microbuses y transporte particular prácticamente rozan las carpas de estas ventas ubicadas sobre las aceras del centr histórico de San Salvador. El ensordecedor ruido de las claxons, la gritería de los comerciantes, las bocinas de las ventas de cd´s pirata, el humo, el calor, hacen rivalizar la ciudad capital con cualquiera de los círculos del infierno de Dante gracias a la espantosa administración del FMLN en San Salvador. Ahora, nuestra ciudad luce sucia, fea y enana.

Violeta Menjívar y sus raquíticos resultados por hacer del Centro Histórico un lugar digno de estar, pasarán a la historia como un lastimero esfuerzo por maquillar la verdadera problemática que se venía acrecentando desde últimos tres años.

Lo curioso del caso es que muchos dirán: "Estas personas también tienen derecho a trabajar y ganarse la vida honradamente". El detalle está en que los espacios que ocupan para comercializar sus productos no son los adecuados. Este es un problema de organización y distribución del espacio. No tengo ningún problema en que estas personas trabajen en el centro de la ciudad. El problema es dónde y cómo lo hacen. Además, un gran número de estas "pobrecitas gentes" poseen hasta cuatro o cinco puestos diferentes, a veces hasta en la misma cuadra y avenida, cobrando cantidades que van desde los $300 hasta los $1000 dependiendo de la zona y proximidad de los peatones.

Pero, vamos, a parte de la crisis económica y todo lo demás, los consumidores tenemos nuestra cuota de culpa al comprar productos en este tipo de ventas.

Al futuro alcalde de San Salvador, Dr. Norman Quijano, se le va a hacer difícil llevar a cabo la tarea de "rescatar" el centro histórico de la ciudad, y necesitará de mucha ayuda, en especial del ejecutivo, (que si es inteligente, no tardará mucho en extender una mano amiga) para enfrentar esta crisis en las calle.

Sé que la mejor fábrica de empleos está ahí, en las ventas informales, pero el espacio público es el espacio público, y todo debe de tener un orden. Es como si hiciese de mi cama un cuarto de recreo. Las habitaciones son para dormir o para hacer otras cosas. Las aceras son para transitar libre y tranquilamente por la capital. A ver qué pasa más adelante.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...