Octubre rojo ¿y chiste negro?

El caballo se encuentra con la tortuga en el camino:

-Hola.
-Hola.
- Sabes, siempre ha sido para mí un misterio el cómo le ganaste a la liebre.
-Suerte, yo tría una pata de conejo... la de él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador