Niños

Ricardo Gabriel



Gabriel nació un trece de octubre, y desde que comenzó a hablar, siempre me ha llamado "tupa". Imagino que se deba a que siempre que llego a verlo le dicen: "ahí viene tu papa", y creo que le resulta mas fácil simplificarlo y llamarme simplemente así. No he tenido la menor intención de corregirlo, me agrada que lo diga. Es un niño inteligente y locuaz al que le fascinan los autos. Algo tenia que sacar de mi.

María José




Que para mi debía haberse llamado Eu, pero le decimos Dagoberta (es broma, ni loco le llamaría así) por el parecido que tiene con mi padre. María José acaba de cumplir un año, ya corre, y muy bien, aunque no habla mucho, pero lo dice todo con su sonrisa y su mirada. A lo mejor sea algo de cierto eso de que los hijos traen el pan debajo del brazo (aunque yo no le vi ninguno) pero ella me ha traido muy buena fortuna. Extrano, pero así es.


Los dos tratan de llevarse bien, aunque se pelean por uno que otro juguete. Les gusta mojarse bastante, a pesar de que ninguno es Piscis, sino Libra y Virgo, respectivamente. El cumpleaños de María José fue tambien su fecha de bautizo. Mis dos amigos de periodismo la hicieron de padrinos. El acto tuvo lugar en la Cripta de Catedral Metropolitana, frente al monumento a Romero.

Por eso y por muchas otras cosas mas, octubre es Octubre para mi.

Comentarios

Nancy ha dicho que…
Estan preciosos tus hijos.

Y adelante con el trabajo y con tus textos.
Abrazos
Alex ha dicho que…
Hey Ricardo, no sabía que ya eras papá! Felicidades, se parecen a vos ... para bien o para mal... jajaj.
En serio me alegro mucho por ustedes.
Saludos.

Entradas populares de este blog

Lanzar los dados de Charles Bukowski

Tres poemas de Cortázar

Historia de los Terremotos en San Salvador, El Salvador