lunes, 8 de octubre de 2007

De la Iglesia y otras corrupciones

Yo era uno de esos tipos que pasaba horas y horas colaborando en las actividades de la Iglesia. Asistía todos los domingos a misa, iba al santísimo, era el niño que hacía los rosarios en la colonia... uhhh todo un caso.
Por ahi fui un par de veces a charlas vocacionales al seminario (igual que Blackman). Pero a veces uno intuye las cosas y sabe por donde va, pero a la vez no lo sabe, o uno se hace el que no sabe. En fin! No voy a negar esa parte de mi vida, ni mucho menos me avergüenza. Nada más son cosas que determinan la forma de pensar de uno. Por mi parte, desde un inicio tenía mi propia idea de dios, (ideal que sigo manteniendo hasta ahora), y dedicar parte de mi tiempo lo miré desde un punto de vista... social, es decir, estaba conciente que lo que hacía en la parroquia era algo así como una función "humanitaria" (si puede llamarse así), social, moral, qué sé yo, todo eso que me hacía pensar en los demás y no sólo en mí mismo.
Ahora no asisto como antes,(si es que asisto) ya sea por los intereses, obligaciones que me he impuesto (o me he buscado), o simplemente porque ya pasó. Sé que es importante pensar en alguien que no sea solamente uno mismo. Es importante la familia, los amigos. Cosas como esas fortalecen los valores morales y hacen ver la vida de una forma más madura. Tampoco vayan a pensar que fui rata de sacristía, no llegué hasta esos extremos, es más, detesto a la gente así, quizá ese fue también uno de los motivos que hicieron que me retirara a otros rumbos (aparte de uno que otro padre que me buscó joder).
No he vuelto a leer la Biblia, aunque la leí casi toda a los 14 (el Nuevo Testamento). Pienso que la vida va por ciclos y ese ciclo en la mía ya se cerró. Bueno, no hablaré hoy de las corrupciones, tengo sólo media hora para ir a almorzar.

3 comentarios:

Nancy dijo...

Comparto con vos es cuestiòn de ciclos.
Y sì a veces hay situaciones que te hacen descreer de la iglesia, pero lo importante es seguir creyendo en tus principios e ideales y mantener una relaciòn personal con Dios.

Feliz semana.

Beautty Butterfly dijo...

Los ciclos son sólo la agrupación de ciertos momentos que se cierran para construir recuerdos, que conservaremos eternamente.

Dios es Dios. Sea como sea, él siempre está ahí, dentro de nuestro corazón.
Al final, no importa la religión ni el credo.

Dios es como los mosqueteros:
"(Él)es todo para uno (nosotros), y todos somos para uno sólo (Él)"

Buen post.

Sandra dijo...

jajaja, "el padre chuchón" en palabras de mi tía, jajaja, qué recuerdos!!!!, en fin, me asustó esa parte de tu vida, ya sentía que me decías "va de retro satanás" con un poco de agua bendita, pero afortunadamente "rectificaste tus errores", jajaja
en fin, feliz octubre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...