viernes, 5 de enero de 2007

Mala Onda

Es triste saber que al inicio del año hay gente que no se la está pasando tan bien. Lejos de desear prosperidad o bienes materiales están en un hospital recuperándose de una quemadura, una puñalada o un tiro. Al menos yo tengo un amigo que está pasando por esas y es bien feo ver a alguien que uno estima tanto en la cama, con un tubo saliéndole de un pulmón, en medio de radiografías, suero y dos litros de sangre.

El ambiente mismo está lleno de una inseguridad tal que desconfiamos de todo mundo porque nunca sabemos las verdaderas intenciones de quienes nos rodean. Procuramos siempre la compañía de personas mientras caminamos o esperamos el bus. Nos quitamos las cosas de valor al salir de nuestras casa. Damos una ojeada a nuestras pertenencias para ver si todavía están donde las dejamos. Eso es triste. Y no sé, tengo un mar de senstimientos. Ira, frustración, cólera, impotencia. Es feo. No le deseo eso ni a mi peor enemigo (si acaso lo tuviera).

Creo que en una situación así, peligrosa, en algún asalto, en lo que debemos pensar es en nuestra familia y en las personas que nos quieren, porque al final, uno se muere y ya, chivo, o lo dejan jodido. Pero quienes se las ven a cuadros son ellos.
Me refiero a no pasarse de listo o de valiente con esos tipos. Eso pasa, le pudo pasar a cualquiera y, aunque triste, hay que tomar siempre precauciones. De verdad esto es una látima. Espero que Billy (así se lama mi amigo) salga bien del hospital y se recupere pronto, tampoco está de muerte pero va a llevar tiempo en ponerse bien. Igual, para todos, cuidado po favor al andar por ahí.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...