Entradas

De gatos y posesiones

Imagen
Hace unas semanas, supimos que un gato gris vivía en nuestra nueva casa. La primera vez que lo vimos, nos observaba desde el muro de ladrillo rojo del vecino, midiéndonos con sus enormes ojos claros, como lo que seguramente somos para él: dos intrusos instalados en su pequeño castillo. La señora de la tienda (como toda señora de tienda que se respeta), al preguntarle sobre el animal, nos puso al corriente del asunto. Nos dijo que los antiguos inquilinos habían dejado a su suerte al animal, y que el gatito se la había pasado semanas vagando por el vecindario, comiendo desperdicios, robando comida, hasta que, rendido por el hambre, cedió a los cuidados de doña Miriam, la dueña de la tienda en cuestión.  Nino  pesó menos de 3 kilos y presentó, como era de suponer, un cuadro de desnutrición severa, según le explicó el veterinario. Por lo que nos contó, supimos que el gato no tiene residencia fija. Lo hemos visto en las gradas de otras casas y nos hemos cruzado con él en la calle, cuando sa

Sobre Los lugares que abandonamos

Imagen
          Pintura de David Hernández Pereira           Ayer participé de la premiación de la Cuarta Edición del Premio Nacional de Literatura de la Universidad de El Salvador, edición que gané en la rama de cuento con un material que venía trabajando desde finales de 2020. El material, titulado  Los lugares que abandonamos , habla precisamente de la violencia y el abandono desde diferentes perspectivas (algunas de ellas un tanto retorcidas). Es un material que se ha venido puliendo gracias a lecturas y sugerencias de amigos, pero sobre todo, gracias al infalible consejo del tiempo (lo que me procuró cierta tranquilidad al momento de enviarlo al certamen). Comparto el discurso que leí durante la premiación. Espero que, a mediados de 2024, pueda tener esta publicación en mis manos. Ciudad Universitaria, viernes 08 de diciembre de 2023   No soy más que un narrador que divide su tiempo en trabajar sus proyectos literarios y dar clases en una escuela. Voy a ser honesto: intento sobrevi

Cosmogénesis del lector o el viaje en paracaídas

Imagen
La vida es un viaje en paracaídas y no lo que tú quieres creer Vicente Huidobro           Una estudiante se me acercó hace unos meses y me preguntó por qué leía tanto. Me preguntó si no me aburría leer demasiados libros, y que cómo hacía yo para no dormirme. Le dije que me apasiona leer, quizás tanto como a otros los videojuegos, la música o el fútbol. Para mí, leer es una forma de acercarme a lo que me asombra, a lo que me divierte, a lo que me hace sentir cosas. El hecho se repitió un par de veces más ese mismo mes, a través de otros chicos, y eso me hizo pensar en el significado que adquiere la lectura en estos jóvenes: para ellos, leer es un acto de aburrimiento.            Eso me empujó a meditar sobre mi cosmogénesis de lector, y a realizar una autoexploración sobre este proceso, sobre la genealogía de mis lecturas, y cómo ellas llegaron a determinar, quizás, mi estilo y la forma de ver y entender la literatura. Piglia lo llamó “la historia de mi relación con el lenguaje”. Yo l

Sobre proyectos y proyecciones

Imagen
  Hace un par de meses, Josué R Álvarez escribió esta reseña sobre mi primer libro de cuentos. Me tomó por sorpresa porque uno nunca espera que hagan reseña de sus proyectos, y menos que el reseñista sea un escritor de otro país. Me resultó conmovedor leerla porque, por lo general, los lectores exigentes encuentran siempre detalles, signos, o situaciones dentro de las historias que uno, como narrador, no tiene conciencia plena al momento de armarlas. En este caso, varios de esos relatos conectaron muy fuerte con Josué. También Walter Meléndez, quien vive en Estados Unidos, escribió esta otra entrada que igualmente agradezco, porque rescata lo que intento hacer día a día en este oficio de ficcionar: ser honesto con lo que escribo. Ambos comentarios me hicieron pensar en cómo fue concebido el proyecto Soft Machine , y en el recorrido que tuvieron que pasar varios de estos textos para que se transformaran en un pequeño libro de historias cortas. Muchos de ellos no tenían patas ni col

Nuevas rutas

Imagen
     En enero cambié de trabajo, y viajar a este nuevo lugar, implica recorrer un nuevo camino. Transitar una nueva ruta conlleva tener que conocerla, ir descubriéndola día con día, familiarizarse con ella, con sus baches, con los túmulos, aprenderse los atajos, las rutas alternas, memorizarse las vueltas legales y prohibidas. Haber cambiado de trabajo me ha permitido descubrir un nuevo camino , y mientras más lo hago, más aprendo de mí mismo. Me gusta ese juego . Me gusta pensar que este nuevo año trae consigo nuevas rutas de aprendizaje, nuevos baches, nuevas calles alternas hacia un sólo destino, nuevas personas, nuevos retos.  Deseo un buen año.

Rapsodia 92

Imagen
Cuento ganador del XV Certamen Literario Conmemorativo a los Mártires de la UCA 2022 publicado en El Escarabajo.   A la memoria de Gilberto Ramírez                          Lo que querría es salvarlo todo, lo que ha existido alrededor suyo, salvar su circunstancia. Annie Ernaux Mi abuelo murió con los ojos abiertos. Al menos eso fue lo que escuché al día siguiente, cuando nos trasladamos a la funeraria. Mi mamá me vistió con un jean negro y una camisa de igual color que tenía la figura de un venado mirando hacia la derecha, y una vez en el lugar, alguien me contó lo sucedido: el viejo había pasado las tres últimas noches sin pegar un ojo porque temía no volver a despertar. Me gusta pensar que mi abuelo se murió cuando se le dio la gana. Me gusta pensarlo un hombre terco. Supongo también que tendría mucho miedo, como cualquiera que tiene la certeza de que le queda muy poco tiempo por vivir. En la flor de mi memoria, descubrí que aún guardo algunos recuerdos significativos de mi abuelo. 

Pantógrafo Editores: una nueva antología de educadores

Imagen
El pasado sábado 22 de octubre presenté mi primer proyecto antológico: "Cuentos Indispensables" bajo el sello de Pantógrafo Editores . Fue una tarde muy especial donde pude compartir con amigos y colegas que nos acompañaron, que leyeron, y que compraron el libro. Creo que lo más importante de todo esto ha sido la propuesta literaria: el haber reunido a varios colegas narradores y poder compartir sus historias en un pequeño y bonito libro. También lo veo como un enorme aprendizaje para mi formación literaria y editorial (uno va aprendiendo en el camino), y me entusiasma haber creado una plataforma de difusión y un espacio de encuentro de muchas voces interesantes. El amigo Manuel Cerón escribió una breve reseña del evento . Y comparto acá las palabras preliminares de la antología: A lo largo de la historia salvadoreña hemos contado con una cantidad considerable de educadores que han sabido combinar la enseñanza con la pasión por la literatura de manera asombrosa. Juan Ramón